EL GERENTE GENERAL DEL BANCO DE LA REPÚBLICA, JOSÉ DARÍO URIBE, PRESENTA: “Informe de política monetaria y rendición de cuentas”

  • Español
  • English

1. Crecimiento  Económico

Las cifras de actividad económica mundial continúan reflejando una dinámica de la demanda externa débil e inferior a la observada en 2014. En el tercer trimestre, la economía de los Estados Unidos moderó su crecimiento mientras que la zona del euro se sigue recuperando de forma lenta. La actividad económica en China mantuvo la tendencia hacia la desaceleración y las economías más grandes de América Latina registran crecimientos bajos o contracciones del producto. Estos resultados han incidido en una demanda externa para los exportadores colombianos más débil que la estimada un trimestre atrás.

La Reserva Federal de los Estados Unidos decidió mantener inalterada su tasa de interés de referencia. En América Latina las primas de riesgo de las principales economías permanecieron en niveles superiores a los de 2014. El precio internacional del petróleo y los de otros productos básicos que exporta Colombia se mantuvieron en niveles bajos. La caída en los términos de intercambio registrada a lo largo del año ha deteriorado el ingreso nacional y explica en gran medida el mayor nivel de la tasa de cambio respecto al dólar. 

En Colombia, las cifras más recientes para el tercer trimestre apuntan a que el crecimiento pudo haber sido un poco mejor que lo esperado. Así lo sugieren los indicadores de ventas al por menor, de  producción manufacturera y café y el consumo de energía eléctrica entre otros. Se espera una buena dinámica de la construcción y de las obras civiles. Las expectativas de inversión muestran que aquella distinta a obras civiles se habría seguido deteriorando, aunque a un ritmo menor que en trimestres anteriores. Así, para todo 2015 el equipo técnico del Banco revisó al alza su pronóstico más probable de crecimiento, desde 2,8% a 3,0%, contenido en un rango entre 2,4% y 3,4%. Para 2016 se espera un crecimiento similar (3%), con un intervalo entre 1,5% y 4%. 


2. Inflación


La inflación anual al consumidor continuó aumentando y en septiembre se situó en 5,35%. El promedio de los cuatro indicadores de inflación básica también se incrementó y se ubicó en 4,89%. La aceleración de la inflación en lo corrido del año se explica principalmente por la transmisión de la depreciación nominal a los precios al consumidor y el incremento en los costos de las materias primas importadas, así como por la menor dinámica en la oferta de alimentos.

Las proyecciones del equipo técnico sugieren que a finales de 2015 la inflación se situará un poco por encima de la cifra actual, que en la primera mitad de 2016 se mantendrá en estos niveles, y que luego comenzará a converger a la meta del 3,0%. El traslado de parte de la depreciación del peso a los precios al consumidor y un fenómeno de El Niño fuerte hacen más lento este proceso, tanto por su impacto directo sobre los precios y las expectativas de inflación, como por la posible activación de mecanismos de indexación. Sin embargo, dada la magnitud de estos choques y los riesgos que pesan sobre el contexto externo, la incertidumbre que rodea estos pronósticos es inusualmente alta. En este entorno, las medidas de expectativas de inflación de los analistas a uno y dos años se incrementaron y se sitúan en 4,1% y 3,5%, respectivamente, y las que se derivan de los papeles de deuda pública a 2, 3 y 5 años superan el 4%.  


3. Decisiones de política monetaria

La nueva información disponible muestra que los fuertes aumentos en los precios de los bienes que se ven más afectados por la depreciación del peso y por factores climáticos adversos siguen presionando la inflación al alza. Los precios de los otros bienes y servicios también registran variaciones crecientes, lo cual puede ser el reflejo de mecanismos de indexación, de  expectativas de mayor inflación en el futuro o de presiones de costos en esos sectores. El comportamiento de estos precios no parece indicar la existencia de un deterioro significativo de la demanda agregada. En síntesis, las expectativas de inflación han aumentado y el riesgo de una desaceleración de la demanda interna, más allá de lo coherente con la caída registrada del ingreso nacional, se ha moderado.

En el entorno económico descrito, en septiembre y octubre la Junta Directiva del Banco de la República incrementó la tasa de interés en 25 pb y 50 pb respectivamente, y la situó en 5,25%. 

La Junta reitera su compromiso con la meta de inflación y mantiene un cuidadoso monitoreo del comportamiento y proyecciones de la actividad económica e inflación en el país, de los mercados de activos y de la situación internacional.

La Junta también anunció un sistema de subastas de opciones “call”. Esto con el fin de moderar aumentos injustificados de la tasa de cambio, que puedan contribuir a desanclar las expectativas de inflación, y suministrar liquidez al mercado cambiario cuando se presenten faltantes significativos de la misma. La subasta se convocará por un monto de USD 500 millones una vez la TRM se encuentre 7 puntos porcentuales por encima de su promedio móvil de orden 20. Las opciones tendrán una vigencia de un mes a partir del día de la subasta y su ejercicio está sujeto al cumplimiento de la misma condición.

Bogotá. 

Viernes, 6 Noviembre 2015
13:20