La Junta Directiva del Banco de la República se reúne con los empresarios del eje cafetero

  • Español
  • English
  • Esta reunión es la segunda de este tipo en el año, de las que realiza periódicamente la Junta Directiva con empresarios de todo el país, con el objeto de tener una visión de primera mano del desempeño de la economía. La primera se llevó a cabo en Bucaramanga el 1 de febrero de 2011.   
  • La inflación anual al consumidor en diciembre se situó en 3,17%, cifra cercana al punto medio del rango meta de largo plazo definido por la Junta Directiva
  • El incremento en los precios de los alimentos y bienes regulados se trata de un fenómeno temporal ya que se explica por un choque transitorio atribuible al invierno. Se espera que al final del año 2011 la inflación se sitúe en la meta de largo plazo, es decir, entre 2% y 4%, con 3% como meta puntual
  • El crecimiento de la economía colombiana en el segundo semestre de 2010 fue inferior al pronosticado hace unos meses como consecuencia del comportamiento de las obras civiles y el fenómeno de la Niña sobre la producción agrícola. En 2011 sin embargo se espera que la economía se expanda con un mayor dinamismo, estimulada por el crecimiento del consumo de los hogares y la inversión en maquinaria y equipo. Esto último es consecuencia de las tasas de interés nominales y reales históricamente bajas.
  • Una inflación baja y estable es la mejor contribución que puede hacer la política monetaria al crecimiento sostenido de la economía y el empleo, y a la competitividad nacional.
 
El día 7 de febrero estuvieron en Pereira los codirectores de la Junta Directiva y el Gerente General del Banco de la República en una reunión con empresarios y representantes de los gremios de la región. En la reunión, que se llevó a cabo en la sucursal del Banco de la ciudad, estuvieron presentes los representantes de Tierras, Inversiones y Proyectos SA (TIPSA), Cámara de Comercio de Manizales, Cámara de Comercio de Pereira,  Fenalco Risaralda, Centro Comercial Portal del Quindío, ANDI-Asociación Nacional de Industriales Manizales, Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, Giraldo Jaramillo SA Constructora CAMU Ltda., ANDI Asociación Nacional de Industriales Pereira, Fundación para el Desarrollo del Quindío, Textiles Omnes SA, Eve Distribuciones (Droguerías Multidrogas), Coats Cadena, Central Lechera Celema, Constructores CFC y Flexco.
 
Por parte del Banco de la República acudieron los codirectores Carlos Gustavo Cano Sanz, Juan José Echavarría Soto, César Vallejo Mejía, Juan Pablo Zárate Perdomo y Fernando Tenjo Galarza junto con el Gerente General, José Darío Uribe Escobar, y algunos funcionarios del equipo directivo. 
 
En lo que se refiere al contexto externo en el que se desenvuelve la economía colombiana, el Gerente mencionó que la economía mundial  continúa recuperándose,  con  tasas de crecimiento mayores a las esperadas en muchos países socios comerciales de Colombia y que este fenómeno ha venido acompañado de un incremento sustancial de los precios de los productos básicos, en particular, de los alimentos. Algunas de las economías emergentes muestran presiones de precios y en no pocos casos, sus bancos centrales han iniciado cambios en su postura de política monetaria.
 
En Colombia, al concluir 2010 la inflación anual al consumidor fue 3,17%, cifra cercana al punto medio del rango meta de inflación (entre 2% y 4%) fijado por la Junta Directiva del Banco de la República (JDBR). La fuerte ola invernal durante el último trimestre del año junto con el incremento en los precios internacionales de algunos productos agrícolas y mineros, impactaron los precios de los alimentos y de algunos bienes y servicios regulados, grupos que fueron los principales causantes de la aceleración de la inflación. Las estimaciones sugieren que el choque en el precio de los alimentos resultante de la ola invernal sería transitorio, pero que su efecto puede tardar entre uno y dos trimestres más en desaparecer. El efecto del aumento en los precios internacionales sobre los precios de alimentos y regulados podría permanecer por más tiempo, dependiendo de la evolución de la demanda mundial y del comportamiento del tipo de cambio.  
 
En el último trimestre de 2010 todos los indicadores de inflación básica que calcula el Banco de la República también se aceleraron, aunque en menor medida que la total. Sin embargo, su nivel es aún bajo, puesto que al finalizar 2010 el promedio de los cinco indicadores de inflación básica se situó en 2.5% y la inflación sin alimentos en 2.8%, en ambos casos situándose en la mitad inferior del rango meta. Como resultado del choque transitorio en el precio de los alimentos, las expectativas de inflación a un año aumentaron y se situaron en la mitad superior del rango meta del presente año. Las de largo plazo (cinco a diez años), medidas con los papeles de deuda pública, superaron el techo del mismo. No obstante, en el primer semestre del año los choques transitorios de oferta pueden generar una aceleración de la inflación, en la segunda mitad de 2011 se revertiría esta tendencia, por lo que al finalizar el año la inflación muy probablemente estará cerca del punto medio del rango meta (3% +o-1 punto porcentual). 
 
Así mismo, el Gerente resaltó que se registró un débil desempeño de la economía en el tercer trimestre de 2010 como resultado de las caídas registradas en la construcción de edificaciones y en las obras civiles, y por factores climáticos que afectaron los volúmenes de ventas externas de algunos productos básicos de origen agrícola y minero. Para el cuarto trimestre del año la intensidad del invierno pudo haber tenido efectos negativos no sólo en la agricultura, sino también en la inversión en obras civiles, y en ciertas exportaciones de origen minero, las cuales no pudieron ser atendidas por problemas de extracción o de transporte.  Por esta razón, para el último trimestre de 2010 se espera un desempeño de la economía similar al registrado en el tercer trimestre, liderado principalmente por la aceleración en el consumo de los hogares. Así se estima que el crecimiento para el año 2010 pudo haber estado alrededor de 4%. 
 
Para 2011 existen varios factores que permiten esperar un crecimiento similar o superior al registrado el año pasado, con lo cual se consolidaría la convergencia de la actividad económica hacia sus niveles sostenibles de largo plazo y se presentarían las condiciones para que la actual política monetaria expansiva tienda hacia una postura más neutral. En primer lugar, el consumo y la inversión continuarían siendo impulsados por tasas de interés reales históricamente bajas y por un crédito que se ha acelerado y se ha reflejado en el incremento del endeudamiento de los hogares y las empresas. El mercado laboral, que se viene recuperando desde inicios del año pasado, sería otro factor que seguiría alentando el consumo de los hogares. Finalmente, el gasto adicional del Gobierno para atender la emergencia invernal puede constituir otro factor de estímulo a la demanda interna, y con ello al crecimiento. En el último semestre también finalizan las administraciones públicas locales, periodos en los cuales generalmente se acelera la ejecución del gasto en las regiones. De acuerdo con lo anterior, el equipo técnico estima un crecimiento para el presente año en un rango entre 3.5% y 5.5%, con 4.5% como el valor más probable. 
 
Con base en su análisis mensual del comportamiento actual y las perspectivas de la economía colombiana, el Gerente recordó que, en su sesión del 31 de enero, la Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener inalteradas las tasas de interés de intervención, con lo cual la tasa base para las subastas de expansión continúa en 3,0%. 
 
  Al concluir la reunión, el Gerente destacó que la política monetaria expansiva ha permitido una disminución persistente de las tasas de interés de captación y colocación.  Anotó que si la economía continúa por la senda expansiva esperada podrán darse las condiciones para retirar el estímulo monetario de manera gradual y afianzar así el crecimiento sostenido de la producción y el empleo. Sin embargo, la política monetaria dependerá de la nueva información disponible.
 
Pereira, febrero 7 de 2011 (2:20 p.m.)
Lunes, 7 Febrero 2011
02:20 p.m.