Marca táctil en los billetes

  • Español
  • English

El Banco de la República dentro de su visión general  de contribuir al bienestar de los colombianos por medio  del cumplimiento de sus funciones  misionales,  ha dedicado importantes esfuerzos para  brindar   servicios incluyentes  en  sus diferentes áreas. Para cumplir con estos retos en el uso de nuestro papel moneda, el Banco realizó la incorporación de señales en sistema braille a nuestros billetes, lo que ha permitido contar con un elemento adicional para la identificación de los mismos por parte de personas con limitaciones visuales. La adición de una marca legible, pero manteniendo el diseño y tamaño y demás características de los billetes actuales, se hizo a través de la un elemento en alto relieve, en sistema braille, que comenzó a ser incorporado a los billetes desde finales de 2010 y que ha contribuido a facilitar la diferenciación de las denominaciones por parte de las personas discapacitadas visualmente.

La incorporación de dicho elemento se hizo en el billete de $50.000 desde su puesta inicial en circulación. Se acordó incorporarle gradualmente al resto de denominaciones una marca similar distintiva y especial para cada denominación.

En un juicioso análisis por parte del equipo de la Imprenta de Billetes se evaluaron los diseños para determinar la ubicación del código braille y se acordó que se haría en la zona izquierda de los billetes por el anverso para todas las denominaciones, con pequeñas diferencias de ubicación para no interferir el diseño original de los billetes. En su orden, por denominación, se fueron realizando las modificaciones  a  los diseños así: para el billete de $2.000 se define la ubicación a 14.5 mm del borde izquierdo y a 29 mm desde el borde superior, para el billete de $5.000 a 4 mm del borde izquierdo y a 26 mm del borde superior anverso, para el billete de $20.000 a 4.5 mm del borde anverso izquierdo y a 46 mm del borde superior, en el billete de $10.000 a 11 mm del borde anverso izquierdo y a 36 mm del borde superior.

La lectura del código braille en los billetes se validó con personas invidentes  y la intervención del Instituto Nacional para Ciegos, INCI.