Pronunciamiento del FMI.

  • Español
  • English

“El Directorio Ejecutivo aplaude la continuación de la recuperación de la actividad económica colombiana, a pesar de los retos impuestos por la situación política y de seguridad, y sabiendo que el programa apoyado por la extensión del Acuerdo está siendo implementado como se planeó.

 

Elementos esenciales para la restauración de la confianza y la recuperación de la inversión privada son el compromiso continuado de parte de las autoridades con su programa económico de tres años; además; ha habido avances hacia la resolución del conflicto interno, progresando en el ataque de la producción y el tráfico de las drogas ilícitas, y dirigiéndose al aspecto social de estos problemas. 

 

Los Directores Ejecutivos aplaudieron la consolidación fiscal que ha tenido lugar bajo el programa. Sin embargo, urgieron que se debe tener precaución para asegurar que los nuevos planes de gasto que han sido introducidos a comienzos de año y financiados con las ganancias temporales del precio del petróleo no se conviertan en permanentes y puedan ser reservados sin caer los precios del petróleo. En este aspecto, el compromiso de las autoridades para introducir cortes de gasto, si es necesario, debe ayudar a asegurar que sean alcanzados los objetivos fiscales para el año 2000. 

 

La decisión reciente de reforzar el esfuerzo fiscal mediante la introducción de medidas adicionales de impuestos más adelante en el año, ayudará a que se produzca el ajuste fiscal, al tiempo que permitirá que haya recursos presupuestales adecuados para las prioridades sociales de manera más permanente. 

 

Los Directores Ejecutivos urgieron a las autoridades para eliminar el impuesto de las Transacciones Financieras, lo que contribuye a la desintermediación financiera para el final del año 2002, como se prevé en el programa. 

 

Los Directores Ejecutivos señalaron que el mercado cambiario ha permanecido estable desde que el peso fue dejado flotar y que el sistema de subastas que el Banco de la República introdujo el año pasado ha sido transparente y ha venido funcionando bien. Para prevenir un aumento de la inflación, alentaron a las autoridades para permanecer listas a apretar la política monetaria si llega a ser necesario con el fin de cumplir con el objetivo de inflación que está en el programa. 

 

El fortalecimiento de los indicadores prudenciales del sistema financiero es alentador. Aún más, el plan de las autoridades para privatizar o liquidar los bancos públicos debe limitar el margen para el gasto cuasifiscal. La posición financiera de las instituciones del ahorro y préstamo aún requiere de un monitoreo cercano 

 

Las autoridades fueron alentadas para seguir adelante con el programa de privatización, a pesar de las demoras recientes, además de trabajar hacia alcanzar un consenso amplio en el fortalecimiento de las políticas estructurales mediante la adición de nuevas iniciativas de reforma al programa, especialmente aquellas que apuntan a aliviar las tensiones sociales y a mejorar la confianza de los inversionistas”. (FIN/LFS).

 

Bogotá, Septiembre 8, 2000

Viernes, 8 Septiembre 2000