Cuentas financieras


La Cuenta Financiera, como parte del Sistema de Cuentas Nacionales, muestra la forma en que los diferentes agentes económicos colocan sus excedentes mediante la adquisición de activos financieros o la reducción de sus pasivos; así mismo financian sus déficits incurriendo en pasivos o reduciendo sus activos. La adquisición neta de activos financieros menos la emisión neta de pasivos da como resultado el Préstamo Neto Financiero (PNF). En este proceso se identifican los 32 instrumentos financieros utilizados para realizar dichas transacciones y se clasifican los agentes económicos en cinco sectores, cada uno de los cuales a su vez se abren en varios subsectores: Sector financiero, Gobierno General, Sociedades no Financieras, Hogares y Exterior.

La Cuenta Financiera se elabora en términos de saldos y flujos anuales; los saldos de las Cuentas Financieras se registran a valores nominales exceptuando los correspondientes a la Inversión Extranjera Directa (Sector Exterior), los cuales se presentan a valores de mercado en forma similar a los registrados por la Posición de Inversión Internacional.

Flujos

Los flujos representan las transacciones de activos y pasivos financieros producto de la creación, liquidación o cambio en la titularidad de los instrumentos financieros, descontados aquellos efectos en el valor de los activos/pasivos asociados a hechos económicos diferentes a las transacciones (los saldos pueden cambiar por variaciones en el precio de los activos, en el tipo de cambio, la tasa de interés, entre otros).

Saldos

Los saldos representan las tenencias de activos y pasivos financieros de las unidades institucionales al final de un período contable.