El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba un nuevo acuerdo de dos años con Colombia por US$5.45 mil millones en el marco de la Línea de Crédito Flexible

  • Español
  • English

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un nuevo acuerdo por dos años a favor de Colombia en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) por un monto equivalente a DEG 3.870 millones (alrededor de US$5.45 mil millones). Las autoridades colombianas manifestaron su intención de tratar el acuerdo como precautorio y no prevén utilizar los recursos.

Al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre Colombia, el Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, David Lipton, hizo la siguiente declaración:

“Colombia tiene una trayectoria de de marcos de política muy sólidos, que incluyen un régimen de metas de inflación, un tipo de cambio flexible, una supervisión y regulación del sector financiero eficaz y una política fiscal basada en la regla del balance estructural. Las autoridades están firmemente comprometidas a mantener estas políticas y a adoptar iniciativas adicionales para fortalecer la resistencia de la economía, impulsar la competitividad y promover un crecimiento inclusivo.

“Las políticas macroeconómicas aplicadas por Colombia le han dado flexibilidad para mitigar el impacto de la reciente caída de los precios internacionales del petróleo. La regla fiscal constituye una importante defensa frente a las fluctuaciones de estos precios, ya que permite suavizar el ajuste del gasto a unas perspectivas del petróleo menos prometedoras a mediano plazo. El régimen de tipo de cambio flexible sigue desempeñando un importante papel como amortiguador de los choques, ayudando a la economía a adaptarse a los cambios en las condiciones económicas y financieras globales, y el sistema bancario y el sector empresarial mantienen buena salud financiera. El Banco de la República también ha aprovechado la fuerte afluencia de capitales para acumular reservas internacionales.

“Sin embargo, los riesgos externos adversos están generando fuertes vientos desfavorables y, de llegar a materializarse, podrían afectar la posición externa del país. El acceso a la LCF del FMI seguirá brindando un importante apoyo a las políticas de las autoridades bajo la presencia de estos riesgos a la baja. Un nuevo acuerdo en el marco de la LFC, que conforme a lo expresado por las autoridades conservará su carácter precautorio, proporcionará al país flexibilidad para la implementación de las políticas y servirá como un seguro temporal que refuerza la confianza de los mercados. Las autoridades tienen la intención de desmontar gradualmente la LFC en la medida en que los riesgos globales que afectan a Colombia se reduzcan sustancialmente.”


Antecedentes:

La LCF fue creada el 24 de marzo de 2009 y reforzada el 30 de agosto de 2010 (véase el Comunicado de Prensa No. 10/321). La LCF está a disposición de países con fundamentales, y trayectorias de implementación de políticas muy sólidas, y es especialmente útil para fines de prevención de crisis. Los acuerdos en el marco de la LCF se aprueban para países que cumplen criterios de calificación fijados de antemano (véase el Comunicado de Prensa No. 09/85). La LCF es una línea de crédito renovable, que puede aprobarse con plazos de uno o dos años. Los acuerdos por dos años implican una revisión de elegibilidad al cabo del primer año. Si el país utiliza la línea de crédito, el plazo de reembolso es de entre tres y cinco años. El acceso a los recursos del FMI en el marco de la LCF no está sujeto a un límite, y dicho acceso se determina teniendo en cuenta las circunstancias de cada caso. Los países que califican tienen acceso pleno e inmediato a la totalidad de los fondos, sin condiciones. Existe flexibilidad para utilizar la línea de crédito en el momento en que es aprobada o para tratarla como un instrumento precautorio.


 Consulte el comunicado en la página del FMI 

Miércoles, 17 Junio 2015
18:38